jueves, abril 18, 2024

¿Europa pretende usar el fondo de emergencias ruso para financiar a Ucrania?

Con la llegada de la guerra a Europa a inicios de 2022, tras la invasión de Ucrania por parte de tropas rusas, la Unión Europea declaró la «guerra económica» al enemigo común

Valora este artículo

Esta guerra económica comenzó con una serie de sanciones, entre ellas la prohibición del turismo al país desde suelo europeo, el embargo comercial donde Europa vetó el comercio de múltiples productos, intentando ahogar así el PIB ruso , siendo uno de los sectores más cruciales el de los hidrocarburos, con el que Rusia intentó sin relativo éxito, dejar morir de frío a Europa. Por último, una de las sanciones que más hizo temblar la economía rusa, fue el embargo financiero que sufrió el país por parte de la mayoría de las grandes potencias mundiales, ya que el rublo (moneda oficial rusa) dejó de ser utilizado en el comercio internacional, llegando su valor a mínimos históricos. Las sanciones financieras atacaron de forma tan quirúrgica a la economía rusa, que llegaron a congelar cuentas bancarias de oligarcas que vivian fuera del país.

Con semejantes ataques a la economía rusa cualquiera esperaría que el futuro del país se tornaría oscuro tras dos largos años de guerra, pero esta afirmación queda bastante lejos de la actualidad. La realidad de Rusia, es que a día de hoy su economía ha crecido un 1,8% en lo que va de año 2024, lo que indica un incremento del 0.5% respecto al continente europeo. Con estos datos solo queda algo que preguntarse, ¿Cómo ha logrado Rusia crecer pese a las sanciones?

Desde que empezaron a imponerse sanciones por parte de Europa, Rusia ha sabido sortearlas con suma agilidad. Una de las primeras políticas que llevó hacia adelante Putin para saltarselas, fue el uso de terceros países como testaferros para evitar los embargos económicos. Países como Kazajistán, China, la India o antiguas repúblicas ex-soviéticas de Asia central, se han encargado de no cortar el suministro de diferentes productos a Rusia. Por otro lado, la supervivencia hasta ahora de la economía rusa tiene nombre y apellido, Elvira Nabiullina. Esta mujer lleva al servicio de Putin 20 años, dirigiendo gran parte de la economía del país desde su puesto como directora del Banco Central de Rusia. 

Elvira Nabiullina, a lo largo de estos años ha ido edificando lo que algunos economistas han denominado el «Fort Knox» ruso. El Fondo Soberano ruso o NWF (por sus siglas en inglés) es el encargado de mantener a Rusia dotada de divisas internacionales, como los dólares, euros, yuanes u oro. Es gracias a la acumulación de todas estas divisas que la economía rusa ha podido sobrevivir a la devaluación en picado que sufrió el rublo nada más comenzar a imponerse las sanciones, pudiendo nutrir al mercado ruso de monedas más fuertes para seguir realizando inversiones.

La Unión Europea por su parte, este último año ha logrado embargar el 50% de este Fondo Soberano de Rusia, dejando una cantidad aproximada de unos 300.000 millones de euros aún en control ruso. Nabiullina, en aras de defender la economía rusa, pretende incrementar en un 10% esta hucha de supervivencia debido a la creciente demanda internacional de petróleo y gas natural. Los países europeos tras el embargo, se sitúan ante la tesitura de que hacer con el dinero embargado. Por un lado, podemos encontrarnos a quienes defienden la idea de usar este dinero para realizar inversiones en Ucrania, en un acto de ayuda en la guerra, esta postura es defendida por países como Francia o Alemania, las cuales están incrementando sus discurso respecto a la guerra desde un punto de vista más belicista. Por el otro lado, nos encontramos países como Hungría o Polonia, cuyos líderes defienden la idea de no usar ese dinero embargado y salvaguardarlo y usarlo como moneda de cambio de cara a futuros escenarios.

A modo de conclusión solo queda esperar, cuales van a ser las decisiones que tome la Unión Europea respecto a este embargo. A su vez, queda esperar también las elecciones venideras en Estados Unidos, ya que estas marcarán un antes y un después en el transcurso de la guerra en Ucrania y en las políticas de la UE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: