lunes, abril 15, 2024

Mutilación genital femenina, un crecimiento silencioso

La mutilación genital femenina es un práctica...

Fallaci y la guerra contra el islam

Valentía, pundonor y firmeza. No hay mejor...

Nuevo golpe al sector industrial: Forvia suprimirá 10.000 puestos de trabajo

La multinacional anuncia un plan de reestructuración para reducir 10.000 puestos hasta el año 2025. Entre sus razones alegan la necesidad de competir con el mercado asiático

Malas noticias para el tejido industrial español. La empresa Forvia, antiguamente conocida como Faurecia y que en el año 2021 fue adquirida por la multinacional alemana de automoción Hella, ha anunciado que reducirá su plantilla en 10.000 empleados a lo largo de los próximos 5 años, lo cual afectará a sus plantas en España.

El motivo esgrimido por parte de la compañía es la reducción de la producción automovilística europea, sumándole la proyección negativa del sector que se prevé hasta el próximo año 2030 y la dura pujanza del mercado asiático, lo cual llevaría a una «reestructuración». Dentro del plan previsto está el suprimir puestos de trabajo tras la jubilación de actuales empleados y reducir drásticamente los procesos de contratación en Europa, entre otras medidas.

Los sindicatos permanecen a la espera de una mayor concreción de dichas medidas, y no descartan que la compañía opte también por ejecutar despidos directos, lo cual podría afectar, según sus cálculos, a entre 2000 y 2500 empleados.

Actualmente dicha compañía cuenta con plantas en Almussafes, Vigo, Valladolid, Zaragoza, Vitoria, Pamplona, Barcelona y Madrid. Estos centros están dedicados a la fabricación de vehículos y componentes para marcas como Ford, Stellantis, Renault, Volkswagen y Seat. Si bien es cierto que la producción en Europa se ha reducido de forma drástica (un 16% entre 2019 y 2023), es llamativo que en el pasado ejercicio se cerrasen las cuentas anuales con un aumento de sus ganancias, alcanzando 222 millones de beneficios, tras un 2022 que se saldó con importantes pérdidas.

Días atrás, el Presidente de Seat, Wayne Griffiths, reclamaba al gobierno español un mayor compromiso con el sector del automóvil y solicitaba que se luchase por poner a España a la cabeza de la producción del vehículo eléctrico, entendiendo que el ejecutivo está respondiendo con lentitud a las necesidades del sector. El Gobierno, por su parte, solicita a los fabricantes de automóviles una mayor accesibilidad para la compra de vehículos.

El anuncio de Forvia es un capítulo más en el proceso de desindustrialización y terciarización de la economía española que se está llevando a cabo desde la entrada de nuestro país en la Unión Europea. Aunque la globalización afecta de lleno al viejo continente y este está perdiendo la partida frente a los competidores asiáticos, en el seno mismo de la Unión el proceso está siendo más acelerado en los países del sur, los cuales son concebidos fundamentalmente como destinos turísticos y vertebrando sus economías alrededor de este hecho. Como consecuencia, España pierde ventaja competitiva en I+D, genera puestos de empleo de un menor valor añadido, el trabajo es más precario y temporal, y nuestros jóvenes se ven empujados a emigrar para encontrar mejores oportunidades.

Está por ver cuál será la afectación real de las medidas de Forvia y cuál será la respuesta de los trabajadores, pero será necesario estar a la altura para evitar que, una vez más, el derrotismo sea la mejor excusa para que las direcciones sindicales y las administraciones en manos de partidos autoproclamados obreros bajen los brazos y se plieguen a los intereses de las multinacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: