domingo, mayo 19, 2024

Argelia mueve ficha en el Sahel convocando una nueva coalición junto a Túnez y Libia

Los líderes de Argelia, Túnez y Libia organizan una cumbre para enfrentar los desafíos regionales en el Magreb sin la presencia de Marruecos y Mauritania. Marruecos considera la reunión un intento de aislarlos políticamente en la región, refundando una Organización del Magreb Árabe sin presencia marroquí

4.7/5 - 6 votos

Una nueva coalición diplomática entre Argelia, Túnez y Libia (Gobierno de Acuerdo Nacional, o también conocido como Gobierno de Trípoli) ha comenzado sus reuniones con el objetivo de formar un grupo de presión internacional que logre estabilizar la región del Sahel. Los contactos para formar dicha coalición fueron iniciados en una cumbre energética organizada en Argelia en el mes de marzo. En ella, los presidentes de Argelia y Túnez, así como el presidente del Gobierno de Unidad Nacional de Libia, decidieron formar una coalición para encontrar una solución a los problemas políticos, económicos y sociales que la región del Sahel está experimentando desde hace años y que se han visto muy agravados durante los últimos dos. 

La coalición es especialmente importante para los tres países por la frontera que comparten con los estados del Sahel y la dificultad existente para poder controlarla. A esto debe sumarse la inestabilidad todavía existente en Libia, con dos gobiernos diferentes y unas elecciones que llevan años planeadas, pero que no se espera que vayan a ser celebradas a corto plazo. La inestabilidad Libia, sumada a la gran frontera hace que Argelia, Libia y Túnez sean especialmente vulnerables ante cualquier problema de seguridad, terrorismo, inmigración ilegal, narcotráfico, tráfico de personas, etc., por lo que la solución de la inestabilidad del Sahel no es solo una cuestión diplomática para dichos países sino también un asunto interno. Así, la mayor parte de la reunión transcurrió centrándose en temas fronterizos y de cooperación para combatir el crimen organizado. 

En la reunión también se discutieron más temas de cooperación entre los tres países más allá de la posición diplomática en el Sahel, como fueron la mejora en la interconexión eléctrica entre los tres países y la facilitación del tránsito de personas, bienes y mercancías en la región. 

Marruecos, por el contrario, encuentra la formación de esta coalición internacional como un intento de crear una alianza política en su contra. Mauritania tampoco formó parte de la primera reunión celebrada. Por su parte, la diplomacia argelina afirma que Marruecos está invitado a unirse a la coalición internacional. Si bien Marruecos puede tener razones de peso para mantener su postura, pues ya existe una organización que aglutina a todos los países del Magreb, la Unión del Magreb Árabe, en la que se encuentran los tres países, junto a Marruecos y Mauritania. Pero la Unión del Magreb Árabe, no ha tenido reuniones de alto nivel desde el año 2008 a causa de las grandes tensiones políticas entre Marruecos y Argelia, lo que hace que pueda considerarse como una organización inactiva. 

Francia, otro de los principales actores internacionales en la región, ha mostrado su respaldo a Marruecos y su influencia en el Sahel. Alabando la respuesta del gobierno marroquí frente al terrorismo y tratando de utilizarlo como aliado para suplir su propia pérdida de influencia en la región. Ya que, no se debe olvidar, Francia se vió forzada a retirar sus tropas de Mali, Níger y Burkina Faso tras los golpes de estado de 2022.

Esta nueva alianza, en definitiva, no solo parece un intento de aumentar la influencia política de los tres países en la región, sino un intento de crear un nuevo bloque de países del Magreb Árabe excluyendo a Marruecos, para reducir así su creciente influencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: