sábado, mayo 25, 2024

El libro y la lectura

Por desgracia, vivimos en una época demasiado...

¿Qué opina la ciudadanía de la carta de Pedro Sánchez?

Utilizando recursos públicos para ver el rédito electoral de la Carta del presidente del Gobierno

4.8/5 - 5 votos

El pasado 26 de abril, con carácter de urgencia y de manera extraordinaria, el CIS hizo una «encuesta Flash» a 1.800 personas de manera telefónica, cuyos resultados salieron a la luz –del público, puede que otras personas tuvieran acceso antes– el lunes 29. Afortunadamente los datos del CIS están abiertos al público, lo que da la oportunidad de profundizar y leer los números cuidadosamente. Esto permite refrendar los titulares algo tendenciosos o el exceso de entusiasmo de algunos al leer los datos.

El Centro de Investigaciones Sociológicas

De entrada, el CIS es un organismo algo atípico en el contexto europeo y últimamente esta derivando a ser el gabinete de investigación del PSOE.  Es bastante coherente que los partidos o las instituciones tengan sus métodos de medición de opinión, pero ese no debería el fin último del CIS. 

De hecho, España es de los pocos países que preguntan mensualmente a la ciudadanía por la intención de voto. Por supuesto que en Alemania, Italia, Reino Unido o Francia hay instituciones de investigación sociológica, pero no sirven de observatorio de intención de voto al partido que esté en el poder en ese momento.

En Francia, el Institut national d’études démographiques (INED) se dedica al estudio de la demografía y la sociología, pero los estudio de intención de voto son muy esporádicos y no está entre sus principales misiones.

En Alemania, el Institut für Demoskopie Allensbach (Instituto de Demoscopia Allensbach) realiza encuestas de opinión y análisis sociológicos. Su rol principal es la comprensión de las actitudes y tendencias sociales, por lo que realiza encuestas de opinión regularmente, incluyendo temas políticos, pero no es constante la medición de intención de voto. La frecuencia con la que se incluye suele concentrarse generalmente durante las elecciones.

En el Reino Unido, el Institute for Social and Economic Research (ISER) y el National Centre for Social Research (NatCen) son instituciones que se dedican a la investigación social y la recopilación de datos. No tiene una frecuencia fija ni determinada para hacer encuestas de intención de voto, aunque puede realizarlo con carácter mensual o trimestral, dependiendo del contexto.

En Italia, el organismo que realiza los sondeos es el Istituto Nazionale di Statistica (ISTAT), el instituto nacional de estadística. Aunque su enfoque principal es la recopilación de datos estadísticos, –algo más parecido al INE en España– también realiza investigaciones sociológicas y encuestas de opinión. Las encuestas relativas a intención de voto no tienen una periodicidad acordada, realizándose de manera ad hoc y con una menor frecuencia que otros países europeos

Por supuesto que estos países harán estudios demoscópicos de intención de voto, pero no a través de una fuente pública, sino que cada partido lo financiará con sus propios recursos.

Dado que la situación provocada por el anuncio de «tomar descanso» de Pedro Sánchez es de suficiente envergadura y calado político de impacto en todo el país, se podría hasta cierto punto justificar la realización de un estudio de opinión.  Pero quizá no esté tan justificado incluir la intención de voto y cómo ha podido cambiar esta en la situación del actual presidente. Es muy destacable que algunas de estas preguntas están redactadas con un cierto sesgo. En el mundo de la investigación social es muy delicado el tema de cómo se escribe una pregunta y cómo puede llegar a dirigirse.

Analizamos con detalle los resultados, porque nos van a dar luz de cómo todo el proceso de «carta, reflexión y comunicación de la decisión» de Pedro Sanchez ha conseguido polarizar a la sociedad. También veremos si ha sido tan «eficaz» y bien recibido como nos han hecho pensar algunos medios y cómo podría impactar a su gobierno de coalición.

El dato más relevante es que un 84% de la población se ha enterado de que se ha lanzado una carta de comunicación a la ciudadanía en RRSS, sin diferencia según a quién se votó en las generales de 2023 y sin diferencias relevantes por género o edad. 

Un 27% se la ha leído entera, y un 58% dice que no la ha leído pero que conoce los contenidos.  Esto es importante porque luego todas las preguntas sobre la valoración de su contenido se evaluarán en total; al margen de se haya leído, se tenga bastante conocimiento del contenido o se tengan tan solo nociones. Los jóvenes son los que más la han leído completa, hasta cierto punto lógico por su mayor consumo de RRSS. Resulta bastante impactante que esta carta haya sido leída casi en el mismo porcentaje por votantes del PSOE que de VOX.

Posteriormente se evalúa si el encuestado apoya el gesto y la actitud al hacer pública la carta: un 45% no lo apoya y un 43% lo apoya. Esto hasta cierto punto es correcto, da igual que no se conozca el contenido, se pide opinión sobre la acción. 

Además del «gesto» se pide evaluar el contenido, lo grave es que esta respuesta se le pide a todo el mundo que sabe que Pedro Sánchez ha escrito una carta, sin distinguir si se sabe o no lo que esta dice. Más correcto habría sido profundizar en la evaluación del contenido en entrevistados que la conocieran. Un 41% dice que tiene razón, un 38% dice que no, pero hay un relevante 9% que no tiene clara la opinión o duda. Es decir, no se puede decir que mayoritariamente se piense que lleva razón.  

Un 11% de los votantes del PSOE no creen que el presidente lleve razón. Por edades el grupo más crítico es el de entre 65 a 74 años, las mujeres tienden más a llevarle la razón, pero entre los hombres la opinión está justo dividida a la mitad.

Se pregunta si la vida política se está convirtiendo en algo muy duro e insoportable. En general no se recomienda incluir adjetivos tipo mucho o muy, ya que esto es algo percibido de manera distinta según cada persona. Se recomienda escribirlo en neutro y que cada persona de una puntuación. Pero para el 53% de la población si se considera que se está haciendo algo muy duro, para los votantes de ERC. A Junts, EH Bildu y PNV aun les parece más dura. Sin diferencia por géneros. y siendo los mayores de 65 años quien más opina esto.

También se pregunta qué debería hacer el presidente tras el periodo de reflexión.  Un 21% considera que debería dimitir, un 12% que debería someterse a una cuestión de confianza en el parlamento, un 24% opta por una convocatoria de elecciones y la mayoría 37% opina que debería explicar lo sucedido y continuar. Efectivamente Pedro Sanchez ha continuado, pero lo de dar explicaciones se ha convertido en amenazar.  En todo caso esta solución solo ha sido mencionada por 6 de cada 10 votantes del PSOE. Los votantes de Junts son los que más optan por que Sanchez debería haberse sometido a la cuestión de confianza. Y las personas de entre 25 y 34 años los que más optaron por la dimisión

Pedro Sanchez tras su «no dimisión» piensa que está muy legitimado para intervenir en aspectos de Justicia, que en todo Estado de Derecho han de estar separados, dejando independiente al poder judicial.  

Pero ha pretendido buscar apoyo entre la ciudadanía con preguntas muy sesgadas y redactadas de manera que buscan una respuesta única.  El literal de la pregunta es «¿Tal como está la situación de la justicia en España en estos momentos qué cree usted que es necesario?». 

La justicia puede ser ese litigio que no sale, ese juicio que lleva esperando años, el atasco en los juzgados, que en ciertos casos no haya presunción de inocencia, la saturación que lleva la justicia en España…Y sí, evidentemente es necesaria la mejora.  Pero lo que luego se publica es que la mayoría de los españoles quiere que se cambie el modo de elección del CPJG y esto es manipular.  Un 81% cree que es necesario reformar la justicia en España, no lo que propone el señor presidente.

Esta encuesta supuestamente lanzada con urgencia para tomar el pulso ante la carta, que es algo inédito, también ha aprovechado para medir la intención del voto. Lo que demuestra que se ha realizado con el único fin no de medir el impacto social sino de ver el rédito político de este acto tan inaudito en una democracia que se precie.  De esta manera el partido más votado sería el PSOE, con un 24% de los votos.  Es importante destacar que este «numerito» no ha sido del total agrado de los votantes del PSOE, y un 30% de los que votaron a este partido si fueran hoy las elecciones no lo haría.  Pero si ha sido un factor de atracción, o ya estaban desencantados. Para votantes de Sumar , solo un 44% de los que apoyaron a Yolanda Diaz lo volverían a hacer y sin embargo el 18% ahora votaría al PSOE.

Esta es una encuesta muy al estilo del nuevo CIS, institución que hasta ser politizada por Félix Tezanos, era referente. Aún pese a estar muy sesgada demuestra que este «amago» de dimisión no ha sido más que una manera más de polarizar a la población y que no ha sido especialmente bien recibida por votantes de los partidos que forman la coalición «tutti fruti», sobre todo los partidos independentistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
YouTube
WhatsApp