lunes, abril 15, 2024

Mutilación genital femenina, un crecimiento silencioso

La mutilación genital femenina es un práctica...

Fallaci y la guerra contra el islam

Valentía, pundonor y firmeza. No hay mejor...

Bukele apuesta por la soberanía nacional

En una de sus primeras apariciones internacionales, el presidente salvadoreño defiende la soberanía ante injerencias internacionales y la valentía de los pueblos

El pasado jueves día 22 tuvo lugar en Baltimore (Estados Unidos) la conferencia de CPAC (Conferencia Política de Acción Conservadora) donde el recién reelegido presidente de El Salvador Nayib Bukele dio un discurso en su línea habitual.

CPAC es una gran cumbre política organizada por la Unión Conservadora Estadounidense. Esta conferencia reúne a personalidades importantes de diferentes corrientes del movimiento conservador estadounidense, incluyendo políticos en ejercicio, militantes de base, dirigentes de organizaciones y personalidades de los medios de comunicación. Y también invita a distintas personalidades políticas de todo el mundo. 

Fue fundada en 1974 por la Unión Conservadora Estadounidense y los Jóvenes Estadounidenses por la Libertad. Inicialmente, era una pequeña reunión de conservadores comprometidos. Ronald Reagan pronuncio el discurso inaugural.  El fin de esta cumbre es debatir, premiar y establecer tendencias en la política conservadora. Este año como invitados más famosos además de Bukele, contaba entre otros con Donald Trump y con Javier Milei.

Al margen de que pueda sorprender que el presidente recién elegido del Salvador acuda a este foro. O si es el mejor escenario para él.  Lo que está claro es que este foro (independientemente de que se comulgue o no con su ideología) es un gran altavoz de ideas, y como tal el presidente lo ha sabido aprovechar.  Merece la pena reseñar fuerza de su discurso. Durante aproximadamente 25 minutos con un muy buen ingles y el estilo oratorio que le caracteriza no se mordió la lengua con un discurso muy directo. Buscando motivar a los estadounidenses con el ejemplo de su propio país.

En su discurso ataca al Globalismo, indicando que se puede luchar contra él. Y que una muestra de ello es como esta actuando su propio país. Literalmente indica «si quieren luchar contra la globalización hay que luchar sin excusa contra cualquier que se le oponga. Luchen por sus derechos por sus libertades. El próximo presidente de Estados Unidos no solo debe ganar unas elecciones, sino que debe tener voluntad y valentía e identificar las fuerzas que conspiran; subyacentes y oscuras que toman su país».  

Y hace referencia a la analogía de la rana hervida de Olivier Clerc, en la que se dice que, incrementando de forma suave la temperatura de una olla, acostumbrándola, se puede hervir hasta la muerte una rana que de otro modo saltaría y huiría ante un cambio brusco de temperatura.

Bukele advierte que puede que en Estados Unidos (aunque su discurso también valdría para el resto del mundo) no lo vean, pero la metáfora es cierta. La gente no se da cuenta, y luego ya es muy tarde. Se tiende a ser complaciente y luego ya es tarde

Insiste en que el Salvador es muy pequeño y pese a eso hay similitudes con Estados Unidos.  Su país tuvo graves problemas en los 60 y 70, pero no se vieron hasta la guerra civil. 

Y para cuando reaccionaron ya era tarde. El agua hervía y les costó 50 años, 2 guerras, 250.000 muertos y 1/3 de la población desplazada y casi un milagro rescatar el país

Les advierte como amigo a no cometer errores, que no es fácil remontar de una crisis, a no esperar 50 años ni esperar a que el agua hierva. El declive de una sociedad es como una enfermedad, empieza con pequeños síntomas, luego agrava y a veces ya es tarde y ya no hay cura.

En su país, tras la primera guerra civil, no se vio que venía otra: la de las pandillas.  Muchos de los huidos a Estados Unidos, volvieron al Salvador convertidos en pandilleros con el Gobierno de Clinton. Parecían delincuentes menores, luego se demostró que eran peligrosos.  El Gobernó no atacó esta enfermedad, luego se agravo para acabar siendo casi un cáncer terminal e incurable.

En su discurso indica que ya se ven indicios en ciudades como Baltimore, Portland o Nueva York, donde el crimen y la droga se extienden y es casi norma. Y prácticamente el gobierno lo admite. Ya se está viendo el efecto demoledor del fentanilo en Filadelfia. Advertir de esto puede parecer apocalíptico, pero miren lo que paso en El Salvador advierte, existía un gobierno paralelo formado por las pandillas.  Y todo esto con la colaboración de jueces corruptos. Explica que este sistema corrupto estaba aliado con la comunidad internacional, con ONG y medios de comunicación. Son burócratas dictando políticas, ¿Quién los eligió?  No tienen mandato democrático, si quieren ese espacio que postulen por él.

Pide que dejen que la gente vote, continuando con un ataque directo a George Soros y su entramado de poder. ¿Quién le eligió para dictar políticas y leyes? Porque él se siente en disposición de imponer su agenda. Y promocionaron una guerra en El Salvador. Afortunadamente el pueblo se ha inmunizado y ya no creen en sus mentiras. Recuerda la mayoría que se produjo en su país, y lo singular de su victoria. 87% de los votos y la obtención del 95% del poder del Congreso.

América también puede despertar, indica que las elites globales oían esta capacidad de respuesta. Temen a la sociedad y su poder para elegir sus líderes. Desprecian a la gente cuando no la pueden controlar. 

En Estados Unidos, ya hay control de los medios y de los fiscales. Se abusa del poder, se persigue a los adversarios. ¿Quién es entonces el dictador?  

Se muestra crítico con el institucionalismo. No es que él no crea que las instituciones son vitales para la democracia. Entiende que son necesarias, pero son hipócritas porque no creen en las medidas que aplican a otros. Tienen un doble rasero. Fueron creadas para servir a la gente. Pero a lo largo del tiempo se olvidó de la fundamental. Y cita varios ejemplos. Cuando se estableció el sistema judicial fue por la necesidad de hacer justicia. Pero ahora es más importante controlar a los jueces, la justicia es secundaria La policía fue para creer ley y orden, pues que lo hagan, pero ahora los policías tienen miedo de cumplir su misión.  Hay que dejarlas 

Si el sistema fue creado para crear justicia, hay que defender su propósito. Igual que la prensa. La democracia necesita una prensa libre. Pero para que eso pase los reporteros deben cumplir su responsabilidad de reportar los hechos y no ser títeres de quien los financia a ellos o a sus organizaciones. La libertad de expresión debe ser protegida creemos en ella. No se llamen periodistas si son activistas. No se declaren independientes si son dependientes

Es importante recordar que Bukele fue muy crítico con los periodistas también en el momento de su elección cuando un periodista del País, prácticamente le acuso de haberse «cargado la democracia» a lo que respondió con firmeza, generando todo tipo de criticas por parte de este periódico y otros medios españoles.

Aparte de las instituciones fue muy crítico con el modelo de economía y financiero que rige Estados Unidos y otros muchos países.  Para los conservadores el problema es el pago de altos impuestos, y lo es. Pero es un problema mucho más grave. El problema es que estos impuestos no están costeando las funciones del gobierno. El Gobierno se financia con bonos del tesoro que compra la Reserva Federal, imprimiendo dinero. Se crea una economía ficticia. El problema es que pagan impuestos, para que se tenga la ilusión de que están sufragando el estado.  Una burbuja que antes o después va a estallar.

Esta situación no dista mucho de lo que sucede en Europa con la deuda pública. El problema según indica es que el mundo no aceptara que esto es una farsa.  El próximo presidente americano ha de hacer cambios o la burbuja va a estallar. Bukele insta a no cometer los errores de los 60 o 70. Será necesario tomar decisiones difíciles como las de El Salvador. El sistema se resistirá, pero el pueblo americano tiene el derecho a diseñar su propio destino. La decisión de su futuro es del pueblo como hizo su país, que hizo lo que parecía imposible, enfrentándose a las elites globales. Su conclusión fue que así fue para ellos y que Estados Unidos puede también recuperar su país. 

Veremos la respuesta de los enemigos de Bukele y si su respuesta a este discurso estará tan ensañada como los artículos que se publicaron en su reelección.  El nuevo presidente de El Salvador quiere construirse una posición en los foros internacionales y esta cumbre es una oportunidad que no podía desaprovechar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: