domingo, junio 16, 2024

Desmantelan la mayor estructura online de difusión de propaganda del Estado Islámico

Esta operación internacional, coordinada desde Europol y...

Asalto a la infancia

Llegó la hora. La de los drag...

Roberto Vaquero presentará su nuevo libro en la Feria del Libro de Madrid

Artículo relacionado: Reseña: Inmigración ¿Realidad, fenómeno o problema? Tras...

Dream Team: novela gráfica sobre un barrio obrero

Reseña de la obra de Mario Torrecillas y Artur Laperla

Valora este artículo

Hace unos meses, buceando por la zona de libros de un gran almacén de segunda mano, encontré una novela gráfica llamada Dream Team, guionizada por Mario Torrecillas y dibujada por Artur Laperla. No era el tipo de libro que buscaba aquel día, si bien de vez en cuando me gusta leer novelas gráficas por variar entre tanto ensayo y novela convencional. Y siendo sinceros, aunque algo me llamó la atención en ella, no esperaba que fuese una obra de la que acabara escribiendo una reseña. Hasta que recientemente me dio por sumergirme en ella.

La obra nos cuenta la historia de Enzo, fiel representación de un niño cualquiera de un barrio periférico cualquiera de una gran ciudad, aunque en este caso el escenario es el barrio de San Marcelino, en Valencia.

Enzo juega en el equipo de fútbol de su barrio, en el que destaca por su buen juego y contribuye a que esa temporada su club esté siendo el equipo revelación de la liga, y compitiendo de tú a tú con rivales del nivel del Valencia CF. Pero en esta ocasión el fútbol, pese a su omnipresencia en la historia, no es el protagonista. Únicamente es el vehículo que nos transporta a lo que hay más allá en la vida de Enzo, marcada por un divorcio traumático de sus progenitores. Mientras su madre parece dedicar más energías a rehacer su vida con su nueva pareja que a prestar atención a su hijo, su padre sí lo intenta pero al mismo tiempo no levanta cabeza y sobrelleva sus miserias ahogando sus penas en alcohol y metiéndose en líos. Es por esta razón que Enzo, aprovechando la fortuita visita de un ojeador del Arsenal, se inventará que el club londinense ha decidido hacerse con sus servicios al ver en él una futura estrella, y utilizará la patraña para intentar que su padre se esfuerce en mejorar y superar sus vicios para estar a la altura ante el cambio de vida que va a suponer un hipotético establecimiento en Londres. Pero, inevitablemente, toda farsa tiene sus consecuencias y pronto el barrio se volcará en su nueva estrella a raíz de la noticia y el embuste adquirirá una dimensión antológica.

Dream Team es una novela de realismo social, al mismo tiempo cruda y desenfadada, que nos aporta de forma muy amena unos pequeños toques de humor que permiten descargar la intensidad dramática de la historia de fondo: la lucha del día a día en un barrio de clase trabajadora por sobrellevar las dificultades inherentes a una condición social que cada vez es más dura y que implica hacer frente a un futuro desalentador. Nos muestra sin paliativos el drama de los conflictos familiares, la falta de recursos que viven los servicios públicos recorte tras recorte de las administraciones de todo color y que tratan de salir adelante a menudo en base a la vocación y profesionalidad de su capital humano. Podemos contemplar también el choque cultural que supone el actual sistema migratorio, la falsa solución a los problemas consistente en las adicciones y los problemas que conllevan, y en general el clima social que se vive en entornos difíciles.

No obstante, los autores nos hablan también de valores. Nos hablan de amistad, aunque sea de la mano de unos niños inocentes, y de conceptos como la lealtad. De la esperanza necesaria para salir adelante en los momentos más difíciles. De amor y de solidaridad, desde el punto de vista de las diferentes generaciones. Un pack muy completo de las luces y sombras en los barrios obreros y difícil de sintetizar, pero que se ha visto materializado de forma muy lograda en Dream Team.

De la mano de Mario y Artur recorreremos escenarios que para muchos serán muy familiares y que nos harán retroceder a nuestra más tierna infancia a quienes nos hemos criado en el extrarradio: los bloques de viviendas, los descampados, los bares de parroquianos, el campito de fútbol y todos aquellos rincones donde un niño puede perderse para evadirse y pensar en sus sueños y fantasías. En definitiva, un gran descubrimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
X (Twitter)
YouTube
WhatsApp