jueves, febrero 29, 2024

Navarra, explotación laboral y el problema migratorio

Navarra y las redes de explotación de inmigrantes, ilustración perfecta de los designios ocultos de las políticas migratorias; mano de obra barata y nihilismo despótico

Ya son varios los casos de trata de inmigrantes con fines de explotación laboral en la Comunidad Foral. El último, hace apenas un mes, en el que fue desarticulada una red dedicada a la captación de inmigrantes, la mayoría de origen senegalés, para mantenerlos en un régimen de semiesclavitud realizando labores agrarias en las zonas de Aragón, Navarra y La Rioja. Este solo es el caso más reciente, en abril de este mismo año dos personas fueron detenidas por trata de inmigrantes en una finca en Navarra.

En un momento en el que la masividad migratoria asedia nuestras fronteras es preciso cuestionar el propósito del modelo migratorio actual. ¿A quién beneficia todo esto? Los meros datos dan cuenta de cómo la inmigración ha servido como llave de apertura para que los trabajos más precarizados y pormenorizados puedan ser cubiertos. En 2020 un informe de Cáritas revelaba que el 75 % de los inmigrantes desempeñaba por aquel entonces trabajos elementales y precarios, mientras que solo un 25 % lograba alcanzar empleos que requiriesen de una cualificación media. Y ante las exigencias populares de unas condiciones laborales dignas y un salario que permita cubrir las necesidades básicas y fomentar la natalidad, la patronal ha hecho de la inmigración su nuevo motor de combustible, un nuevo ejército industrial de reserva que utiliza estos inmigrantes como fuerza de trabajo rentable, movidos por la necesidad de huir de las tiranías de sus gobernantes de sus países de origen. Por ello se ven con mayor predisposición a aceptar los puestos de trabajo más desdeñados por la sociedad occidental.

Y ante esto los discursos emotivistas alejados de la racionalidad han calado de lleno. El Instituto Navarro de la Juventud, en marzo de 2023 sacaba a la luz un estudio según el cual un 76 % de la juventud navarra veía como positiva o muy positiva la inmigración para la sociedad. Cabría plantear a estos jóvenes que fueron objeto de dicho estudio qué les parece: la trata de inmigrantes, la destrucción de la identidad nacional, el beneficio en cuanto a rentabilidad económica que suponen para los grandes empresarios y el resto de consecuencias que trae consigo la legislación migratoria vigente.

También el aumento de la criminalidad en Navarra en un 3,9 % respecto al año anterior (datos del ministerio del interior), es efecto inevitable de la legislación migratoria actual. La imposibilidad material de integración ante las olas de inmigración masivas provenientes de África del Norte conllevan a la creación de guetos y barrios marginales. En los que se desarrollan culturas florecientes desligadas de la identidad nacional y la cultura común, vínculo inequívoco de unión entre pueblos y clases trabajadoras.Conclúyase, que como en tantos otros aspectos, la izquierda ha sido responsable de este cambio de paradigma, pasando de ser un símbolo de resistencia obrera a convertirse en un peón al servicio del capitalismo. El internacionalismo ha sido sustituido por el cosmopolitismo, y la elevación del trabajador por la homologación y atomización de los individuos en consumidores abstraídos de la realidad. Mientras tanto, el modelo migratorio no se cuestiona y los problemas siguen afectando a nuestro país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: