jueves, junio 13, 2024

Roberto Vaquero presentará su nuevo libro en la Feria del Libro de Madrid

Artículo relacionado: Reseña: Inmigración ¿Realidad, fenómeno o problema? Tras...

Afroféminas y su defensa de las petrodictaduras

En el barrio universitario de Valencia, asoma...

El Frente Obrero dobla su porcentaje de voto respecto a las generales

Las elecciones del 9-J han confirmado la...

Ni el SEPE ni el Ministerio de Trabajo detectaron un fraude 2,8 millones de fondos UE adjudicados a una fundación

Los propios alumnos veían que las inspecciones eran «un canteo», mientras que la adjudicataria sólo alega «algún problema de liquidez»

Valora este artículo

Según Paloma Cervilla de The Objective, un grupo de 15 trabajadores contratados por la Fundación Social Desarrollo Responsable (Munus) y Pánico Escénico S.L., concretaron el pasado mes de noviembre una denuncia ante el Ministerio de Trabajo. A la fundación y la empresa le fueron concedidas dos subvenciones provenientes de fondos europeos por importes de 1.599.998 euros y otra de 1.199.998 euros. Las ayudas llegaron por medio del SEPE (Servicio Público de Empleo) a cargo del Ministerio de Trabajo y Economía Social para la realización del programa TándEM.

Los trabajadores alertaban al medio, sobre la falta de control del departamento ministerial que dirige Yolanda Díaz sobre la gestión del dinero y la ejecución del proyecto. Cuentan que, durante dos meses, el dinero de la primera fase fue paralizado para ser investigado, pero que finalmente dijeron que «todo estaba bien».

El programa TándEM se desarrolla a través de dos iniciativas denominadas Espacios Vinculares 1 y 2, desarrollados en Madrid, Zamora y Ciudad Real, ofreciendo la posibilidad a 105 jóvenes desempleados de formarse en alternancia con el empleo, en especialidades como Animación Musical y Visual en vivo y directo, Asistente Técnico de Construcción y Montaje de Proyectos Escénicos, entre otras especialidades.

Consta de una primera fase de formación del alumnado durante tres meses y una segunda fase de alternancia con el empleo durante nueve, en la que fueron contratados con un sueldo de unos 900 euros. 

Los afectados alegaban que a estos cursos siempre iban dos inspectores del SEPE a ver cómo estaba todo, daban el visto bueno y se iban. Durante todo este proceso, algunos no tenían ni contrato y otros estaban como falsos autónomos. Aseguran que el único control lo ejercía una trabajadora del SEPE a la cual recurrieron para explicarles el problema, pero esta respondió «que no podía hacer nada».

Según la información de The Objective uno de los primeros problemas radica en que el pago se habría realizado con retraso en los alumnos, y en el caso de los profesores se le adeudan grandes cantidades. La lista de irregularidades continua: exceso de horas, falsificación de documentos bajo amenaza, la obligación de computar días festivos como vacaciones, llamadas a altas horas de la madrugada por parte del presidente de Fundación sin respetar las horas de descanso y desconexión, la falta de calendarios laborales y horarios, obligación de realizar tareas que no pertenecen a este grupo profesional, la falta de prevención de accidentes laborales ni la opción de hacer reconocimiento médico.

La Fundación Desarrollo Social es una entidad sin ánimo de lucro presidida por Alberto Herreros, que tiene por finalidad «la sensibilización social en el respeto hacia los colectivos vulnerables, marginados y/o en riesgo de exclusión por motivos de edad, discapacidad, raza, religión, género, sexo o factores socioeconómicos, empoderando a estos colectivos y favoreciendo su inclusión social».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
X (Twitter)
YouTube
WhatsApp