jueves, junio 13, 2024

Roberto Vaquero presentará su nuevo libro en la Feria del Libro de Madrid

Artículo relacionado: Reseña: Inmigración ¿Realidad, fenómeno o problema? Tras...

Afroféminas y su defensa de las petrodictaduras

En el barrio universitario de Valencia, asoma...

El Frente Obrero dobla su porcentaje de voto respecto a las generales

Las elecciones del 9-J han confirmado la...

Pasado y presente de las FARC

Una organización emergida tras la guerra civil colombiana y marcada por las escisiones y los lazos con el narcotráfico

5/5 - 1 voto

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia o «FARC», fueron fundadas por Manuel Marulanda y Jacobo Arenas en 1964. Después de la guerra civil colombiana de 1958, el partido comunista de colombia encargó a las distintas células del partido reunir a personas para organizar comunas en distintos puntos del país, Manuel Marulanda se asentó en Marquetalia. 

 

El ejército colombiano no tardó en responder, mandando una fuerza de choque para acabar con el asentamiento a lo que los campesinos de la zona respondieron fundando, la primera conferencia guerrillera, una organización compuesta de 350 guerrilleros que se auto-denominaron bloque sur, no fue hasta la segunda conferencia en mayo de 1966 cuando adoptarían el nombre FARC.

 

Las principales fuentes de ingresos de la organización eran los secuestros y más tarde el tráfico de drogas, lo que les permitió financiar una estructura en constante expansión, pero a su vez provocó el deterioro de su reputación entre la opinión pública. En un intento por paliar esto se cambiaron el nombre a Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo(FARC-EP).

 

Tras los acuerdos de Paz entre el gobierno colombiano y las FARC, conocidos como los acuerdos de Uribe, las FARC se unirían con el Partido Comunista de Colombia para crear la Unión Patriótica. Este partido obtuvo un gran éxito electoral, pero fue rápidamente capado por los constantes asesinatos y secuestros de sus miembros. Los militares y las bandas de narcotraficantes asesinaron o hicieron desaparecer a más de 500 dirigentes del partido, lo que debilitó enormemente la capacidad política de UP.

 

Esto a su vez provocó que las FARC dejasen de lado la ruta pacífica alcanzada tras los acuerdos de Uribe, y volviesen al secuestro, la extorsión y la venta de drogas. Las élites políticas y económicas incluyendo al cartel de Cali, decidieron fundar un grupo paramilitar conocido como «muerte a los secuestradores», que serviría de base para fundar las Autodefensas Unidas de Colombia(AUC).

 

En 1999 el número de integrantes de las FARC ascendió a 18.000, ese mismo año se dieron 3.000 secuestros y la tasa de homicidios ascendió a 60 por cada 100.000. Esto provocó que ¼ de la población colombiana se manifestará en contra de las FARC.

 

A partir de los 2000 empieza el claro declive de la guerrilla, en el cual perdió todo su apoyo popular y la opinión pública se les tornó en contra. La guerrilla empezó en 1998 el Proceso del Caguán, para acordar una paz con el Gobierno Colombiano. El Gobierno colombiano acabó con los procesos de paz en 2002 y adoptó una política muchísimo más confrontativa con la guerrilla, aceptando el Plan Colombia, una iniciativa Estadounidense que tenía como propósito la profesionalización del ejército colombiano.

 

En 2012 comienzan unos diálogos de paz entre el gobierno Colombiano y las FARC en La Habana, mediados por Noruega y Cuba. Estos diálogos durarían 4 años y el resultado final sería la firma de un armisticio que no sentaría bien a gran parte de la base de las FARC. Después de estos dialogos las FARC oficiales se transformaron en un partido electoralista más, cambiando su nombre por Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común o simplemente «Comunes».

 

Este cambio tan radical no terminó de calar en toda la estructura, ya que esta llevaba años en un proceso de descomposición y descentralización, por lo que no tardaron en surgir un fenomeno conocido como «disidencia de las FARC».

A raíz de la paulatina pérdida de ideales políticos claros, las estructuras economicas pasaron de tener un rol secundario en la organización a ser el principal motivo de su existencia, esto provocó que, para 2016 y la firma del armisticio, las FARC para 2016 no fueran más que otro cartel paramilitar.

Foto: insightcrime.org

Segunda Marquetalia

 

La Segunda Marquetalia fue una de las primeras escisiones y cogió mucha relevancia por el fuerte liderazgo que tuvo al principio. Pesos pesados históricos de las FARC como Luciano Marín, alias «Ivan Marquez», que era segundo al mando antes de la desmovilización, Seuxis Pausías Hernández, quien fue responsable de establecer poderosas alianzas en la región y finalmente Hernan Darío Velasquez y Henry Castellanos, comandantes de la columna Teofilo Forero y el Frente 53 respectivamente, gracias a ellos dos, la facción tuvo un gran peso militar.

 

La vida de esta organización duró poco, Seuxis fue capturado en 2018 tras ser acusado de narcotráfico en Estados Unidos, pero fue liberado un año después, por falta de pruebas, cuando aprovechó para huir hacia Venezuela donde murió en 2021. Hernan Darío y Henry Castellanos fueron hallados muertos en 2021 en Venezuela al igual que Seuxis.

 

Luciano Marin al parecer sigue fugado aunque desde julio de 2022 corren rumores de que está muerto, todavía no se ha confirmado su muerte. Esto dejó a la organización sin un liderazgo fuerte y ha provocado que su influencia en la zona disminuya considerablemente. A día de hoy el grupo está comandado por Walter Mendoza, un experimentado veterano de las FARC, pero no está claro que tenga la capacidad de cambiar el rumbo de la Segunda Marquetalia.

 

Los ingresos de este grupo se fundamentan principalmente en la extorsión a empresas locales y a otros grupos criminales de la región. Aunque su territorio haya disminuido significativamente, siguen controlando una parte del tráfico de cocaína en el país.

 

1er Frente o Ex-FARC Mafia

 

La escisión más importante sin duda sería las Ex-FARC Mafia, esta organización surgió cuando, durante los diálogos de paz en Cuba, entre el gobierno colombiano y las FARC, el frente 1 empezó a mostrar síntomas de rebeldía, con tal de solucionar este problema, el secretariado de las farc mandó a Miguel Botache Santillana, alias «Gentil Duarte», a pacificar el 1 frente. El secretariado confió en los 30 años de experiencia de Gentil Duarte para que cumpliera esta misión, pero este tenía otros planes y decidió aliarse Nestor Gregorio Vera Fernandez, alias «Iván Mordisco» y fundar en Abril de 2017 las Ex-FARC Mafia. 

 

Desde su nacimiento las Ex-FARC no han parado de crecer y reforzar sus estructuras en Guaviare y Meta, y controlar el paso de Vichada. Han tenido varios enfrentamientos con otros frentes disidentes de las FARC como el 48 de Putumayo, pero estos no han frenado el avance de la organización. Gentil Duarte ahora tiene como objetivo el control del departamento de Nariño, un importantísimo centro logístico del narcotráfico colombiano.

 

A día de hoy su estructura la componen 400 miembros y su centro Operativo está en el pueblo de Barranquilla Miraflores. Es importante entender que las disidencias de las FARC no son organizaciones altamente centralizadas sino federaciones de «frentes» que se coordinan conjuntamente. En el caso de las Ex-FARC Mafia están aliados con los frentes 14, 15, 17, 27, 33, 40, 42, 43 y 44.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
X (Twitter)
YouTube
WhatsApp