viernes, mayo 24, 2024

El libro y la lectura

Por desgracia, vivimos en una época demasiado...

Civil War, una «crítica» sin contenido

Ni rastro de los problemas reales de Estados Unidos, todo se reduce al derrocamiento de un presidente autoritario sin referencias a cuestiones sociales, políticas ni económicas

4.8/5 - 6 votos

Civil War es una película dirigida por el británico Alex Garland, protagonizada por Kristen Dunst, Wagner Moura, Cailee Spaeny y Stephen McKinley. Estrenada en EEUU el 12 abril y en España el 19 de abril. 

La película muestra un conflicto civil en Estados Unidos entre diversas facciones en un futuro cercano, visualizado a través de un grupo de periodistas que se dirige a Washington para entrevistar al Presidente antes de que caiga el gobierno.

El origen del conflicto se desconoce, más allá de alguna vaga alusión a las causas de la guerra. Se sabe que el Presidente está en su tercer mandato, que ha disuelto el FBI, y de cierta matanza de “antifascistas” por parte de la policía. Los bandos enfrentados son dos, por un lado están las fuerzas lealistas al gobierno del presidente, y por otro hay una coalición de tres facciones secesionistas: Las fuerzas Occidentales (Texas y California), la Alianza del Ejército Popular (Idaho, Minnesota, Montana, Dakota del Norte, Oregón, Dakota del Sur, Utah, Washington y Wyoming) y la Alianza de Florida (Alabama, Arkansas, Florida, Georgia, Luisiana, Mississippi, Oklahoma y Tennessee).

El foco en todo momento está en las peripecias de un grupo de periodistas que en su camino va encontrándose con las atrocidades y desastres de una guerra civil que ha deshecho la sociedad estadounidense. El resultado es una sucesión de imágenes violentas de un país descompuesto por el enfrentamiento: combates, ejecuciones, exhibición de cadáveres… En ningún momento los personajes dan a conocer su visión de los acontecimientos, ni se interesan por conocer la opinión de las personas con las que se encuentran en su viaje, a pesar de que son periodistas, careciendo de puntos de vista que expliquen el conflicto. 

Se muestra el lado humano y lo trágico de la guerra por medio de una sucesión de escenas tensas y violentas, y la vida de los periodistas en la guerra, pero se pierde el trasfondo de la contienda, siendo una película bastante vacía de contenido, ya que las escenas se suceden sin descubrir nada más que violencia.

Es una película que por su trama puede parecer crítica con la sociedad estadounidense actual, coincidiendo con tensiones entre Texas y otros estados frente al gobierno central por la cuestión de la inmigración entre otras cosas.

Al cine estadounidense le gusta mostrar futuros distópicos y apocalípticos, y Civil War se enmarca en esta línea, pero con un futuro cercano que no se impregna de los problemas del presente, y que recurre a tópicos vacíos que no explican nada. 

Hay un presidente que está en su tercer mandato, algo que sería ilegal en los EEUU actuales, que ha disuelto el FBI y que en algún momento ha cometido una masacre contra unos manifestantes (se recurre al tópico de presidente malvado y autoritario para explicar el contexto). De las fuerzas opositoras apenas se sabe algo, hay una referencia a la Alianza del  Ejército Popular cuando uno de los periodistas los califica de “maoístas”, algo bastante ridículo ya que en EEUU difícilmente pudiera darse el auge de una fuerza así. De las Fuerzas Occidentales no se sabe nada, simplemente son las fuerzas que se dejan acompañar por los periodistas, y que aspiran a independizarse. Por último, de la Alianza de Florida se sabe que se consideran los “verdaderos americanos”, representan el Estados Unidos profundo, marcado por el supremacismo blanco. 

Ni rastro de los problemas reales de Estados Unidos, todo se reduce al derrocamiento de un presidente autoritario, ninguna referencia a cuestiones sociales, políticas ni económicas. Lo que caracteriza el conflicto es que es una lucha carente de contenido político. Ninguna de las cuestiones que se van agudizando en la sociedad estadounidense son un problema y una causa en la película: la inmigración masiva, las altas tasas de pobreza, la ausencia de derechos laborales, la drogadicción con el fentanilo extendiéndose, la violencia en las calles por la cuestión de las armas, la criminalidad, la violencia policial, el poder de los lobbys, las intervenciones militares en países extranjeros… 

Pretendiendo ser un escenario posible en ningún momento habla de los problemas reales del país que necesitan ser resueltos para evitar agravar las contradicciones sociales que padece. Más bien es una cinta centrada en el morbo por escenas tensas y violentas sucesivas, sin interés de mostrar las vergüenzas de la sociedad norteamericana.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
YouTube
WhatsApp