jueves, junio 13, 2024

Roberto Vaquero presentará su nuevo libro en la Feria del Libro de Madrid

Artículo relacionado: Reseña: Inmigración ¿Realidad, fenómeno o problema? Tras...

Afroféminas y su defensa de las petrodictaduras

En el barrio universitario de Valencia, asoma...

El Frente Obrero dobla su porcentaje de voto respecto a las generales

Las elecciones del 9-J han confirmado la...

La Guardia Civil detiene en Madrid a un profesor de árabe que captaba menores para DAESH

Valora este artículo

La Guardia Civil ha detenido en Madrid a un imán que ejercía de profesor de árabe en una mezquita de la capital. Se trata de un hombre de 44 años que aprovechaba su posición como docente para radicalizar a los menores a los que daba clase, y captar posibles candidatos para Daesh (Estado Islámico). 

Según el Ministerio del Interior, la investigación comenzó el año pasado tras detectar a una persona en Madrid vinculada al ideario yihadista que realizaba labores de adoctrinamiento a menores. Estas actividades no pasaron desapercibidas en el seno de la comunidad donde se realizaban, y generaron un conflicto que provocó que el investigado se viera obligado a abandonar la mezquita, y continuar con las mismas en entornos de mayor privacidad. 

El detenido defendía ante los menores una visión violenta de la religión en los mismos términos que las principales organizaciones terroristas yihadistas. En sus discursos ensalzaba la figura del terrorista suicida como una figura legítima en la lucha contra los judíos, cristianos y apóstatas. Estas teorías eran expuestas en las clases que el detenido impartía a los menores como ejemplo de la conducta a seguir por todos los musulmanes.

Con este, ya son 429 casos aislados de detenciones en nuestro país por terrorismo yihadista desde que el ministerio del interior elevara en el 2015 la alerta antiterrorista al nivel 4.

Mientras otras noticias sensacionalistas marcan tendencia, con la última desfachatez de Ayuso o el circo futbolístico, el islamismo sigue su avance. Y en España y Europa no hacen otra cosa que ignorar el problema y bajarse los pantalones ante él. Y si no ya me dirán que fue lo que hicieron los príncipes de Gales, Guillermo y Kate, al llegar a un centro musulmán de Londres la semana pasada; y donde el imán Sufyan Iqbal negó la mano a la princesa Kate por ser mujer. Todo ello pese a que la princesa, por respeto, había acudido con un velo blanco y negro. Pero “son sus costumbres y hay que respetarlas”. Y les pido que vuelvan a leer el párrafo. 

No, no fue en un país islámico donde nuestros gobernantes suelen ir a hacer la genuflexión para mendigar barriles de petróleo. Fue en Londres, ante los herederos de la corona. Porque cada vez se sienten más fuertes y lo hacen ver. Por suerte eso sólo pasa fuera de España. Aquí sólo hay que esperar al caso aislado 430.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
X (Twitter)
YouTube
WhatsApp