jueves, junio 13, 2024

Roberto Vaquero presentará su nuevo libro en la Feria del Libro de Madrid

Artículo relacionado: Reseña: Inmigración ¿Realidad, fenómeno o problema? Tras...

Afroféminas y su defensa de las petrodictaduras

En el barrio universitario de Valencia, asoma...

El Frente Obrero dobla su porcentaje de voto respecto a las generales

Las elecciones del 9-J han confirmado la...

Navidad: mucha iluminación y pocas luces

Pueblos y ciudades de toda España se lanzan a una absurda carrera. Vigo se pone a la cabeza, una vez más, del absurdismo en fechas navideñas.

Valora este artículo

Cualquier persona a la que se le pregunte hoy en día qué conoce acerca de la ciudad de Vigo responderá en primera instancia, casi con total seguridad sobre todo si es de fuera de Galicia, con las luces de navidad. Raramente comentará de entrada lugares como su casco antiguo, el puerto, la playa de Samil o tan siquiera las vecinas y emblemáticas Islas Cíes. Todo eso ha pasado a un segundo lugar por debajo de las luces y de su alcalde Abel Caballero.

Todo comenzó allá por 2018, cuando el susodicho alcalde anunció al mundo entero que la ciudad olívica iba a inaugurar un alumbrado navideño que iba a estar por encima de las principales capitales mundiales, que iban a ser unas Navidades Top y que preguntaría al Ministro de Investigación, por entonces el ex astronauta Pedro Duque, cómo se verían dichas luces desde el espacio. En definitiva, una puesta en escena bochornosa que por desgracia para sus ciudadanos puso a Vigo efectivamente en el Top de las capitales mundiales, pero del populismo bananero.

Desde entonces, año tras año, el alumbrado navideño ha elevado al protagonismo a la ciudad de Vigo y ello pareció no pasar factura a Abel Caballero, quien ha repetido mandato tras las elecciones de 2019 y 2023. Para las navidades del presente año 2023, el ayuntamiento prevé batir un nuevo récord e instalar un total de 11,5 millones de luces LED. Lo estrambótico del asunto invita a hacer analogías, puesto que con ello el Gobierno municipal parece interesado en deslumbrar a todo el mundo para que no pueda ver las miserias de la gestión del PSOE. La administración encabezada por Abel Caballero ha sido señalada por parte de la oposición debido a posibles irregularidades, por la nula participación de los vigueses en los presupuestos municipales y su falta de atención a los problemas materiales de la gente en ellos.

Pero el delirio faraónico navideño es algo que ya trasciende a Vigo. Varias ciudades y villas españolas han recogido el guante y poco a poco se están uniendo a la carrera por sorprender y convertirse en referentes del absurdismo de forma transversal a izquierdas y derechas. El ayuntamiento de Zaragoza dirigido por Partido Popular y Vox insiste sorprendentemente en que el presupuesto de luces para este año únicamente asciende a unos 4000 euros cuando entre los tres años anteriores lleva gastados más de dos millones de euros en iluminación navideña (al tiempo que recorta en ayudas a colegios públicos y al pequeño comercio). Los municipios más pequeños tampoco se escapan a esta dinámica. Tenemos, por ejemplo, el árbol de navidad de la localidad cántabra de Torreón de Cartes, el cual con 65 metros de altura se impone como el mayor de todo el país por delante de los de Vigo y Badalona ciudad subcampeona en esta lamentable modalidad o las 65.000 luces de la localidad leonesa de Almanza, la cual cuenta con una población aproximada de escasos seiscientos habitantes. Tocarían a más de 100 bombillas por habitante.

En la ciudad de Toledo, si bien las quejas no apuntan tanto al derroche, muchos vecinos del centro de la ciudad protestan por lo difícil que les resulta sobrevivir a una festividad navideña que en su caso dura semanas por el programa de actividades, que incluye shows y una enorme bola de navidad con luces y música.

Parece que en muchos municipios la navidad es una oportunidad para ocultar las dificultades por las que pasa gran parte de la población y sus gobiernos y alcaldes ponen todo su empeño en ello. A la sombra de todo ello, miles de familias pasan dificultades a final de mes y los comedores sociales volverán a mostrar una vez más por estas fechas colas kilométricas que no van a despertar el mismo interés mediático.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
X (Twitter)
YouTube
WhatsApp