viernes, mayo 24, 2024

El libro y la lectura

Por desgracia, vivimos en una época demasiado...

La paradoja de Javier Milei: aumentar el gasto público en defensa mientras desarticula el Estado

El Ministro de defensa argentino, Luis Alfonso Petri, ha autorizado la compra de 24 cazas supersónicos estadounidenses en pleno debate que pretende emprender el presidente Javier Milei para recuperar las Islas Malvinas

4.8/5 - 5 votos

Mientras que un 60% de la población argentina se encuentra en la pobreza, el gobierno de  Javier Milei ha autorizado la compra de 24 cazas estadounidenses F-16 Fighting Falcon usados a Dinamarca. La inversión estatal, a la que tanto se ha opuesto el ultraliberal, ha costado 300 millones de dólares —aunque financiada parcialmente por Washington—. «Una inversión por debajo del coste de mercado», ha asegurado el portavoz del gobierno, Manuel Adorni.

El ministro de Defensa, Luis Petri, afirma que el presidente está transformando el país, sacando a la Argentina de décadas de decadencia y llevando las banderas de la libertad a todos los países del mundo. No obstante, los argentinos están siendo asolados por el peor brote de dengue de su historia. Por el momento, hay 315.000 contagiados y 280 muertos. Mientras tanto, el gobierno de Javier Milei se ha mostrado reacio a legislar el incluir la vacuna en la cartilla obligatoria ya que no la ven «necesaria».

Argentina se encuentra negociando su entrada en la OTAN con el objetivo de «desarrollar operaciones de paz». Es por ello que dicha compra ha respondido a un criterio geoestratégico: Estados Unidos pretende frenar el avance chino en América Latina —región que se ha convertido en la segunda receptora de inversión china, tanto en energía como en infraestructura— ya que históricamente desde el comienzo del siglo XXI el país asiático ha supuesto un acreedor importante en Venezuela, Ecuador, Argentina y Brasil.

Argentina lleva ya una década sin fuerza aérea de combate tras retirar los cazas franceses Mirage, que jugaron un papel crucial en la Guerra de las Malvinas, tras 40 años de servicio. Esta inversión es un incentivo tras cuatro décadas de desinversión en las fuerzas armadas, obsoletas en equipo, doctrina y moral. Para Luis Alfonso Petri, la inversión devuelve la capacidad supersónica del país austral y permite recuperar su soberanía aéreaHay que aclarar que la actual Ley de Defensa en Argentina, vigente desde 1988 contempla la activación de los militares ante agresión externa de origen estatal —ignorado a los grupos narcotraficantes internacionales armados que bordean la frontera norte del país austral y operan dentro del país. Argentina pretende cambiar esta ley modificando su artículo 27  y para ello es vital el apoyo de Washington, que pretende enviar 40 millones de dólares a la nación argentina para que invierta en defensa. «Es la primera vez, desde 2005, que Argentina recibe financiación militar extranjera (por sus siglas FMF) de EE.UU», ha asegurado la sede diplomática estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
YouTube
WhatsApp