lunes, mayo 20, 2024

Premios Nobel 2023: Ciencia y polémica

Vacunas, luz, puntos cuánticos, polémica y la guerra de Ucrania

Valora este artículo

Como viene siendo habitual cada año desde 1901, el próximo día 10 de diciembre, la Academia Sueca de las Ciencias entregará los premios Nobel en las ramas de la física y la química junto al Instituto Karolinska de Estocolmo, que se encarga del premio de Fisiología y Medicina. Estos serán entregados oficialmente en la gala que se celebrará en Estocolmo mientras que el premio nobel de la Paz será entregado en el ayuntamiento de Oslo.

Este año la celebración de los premios se verá salpicada por varias polémicas. A pesar del prestigio de estos premios, su otorgamiento no es siempre fruto de una decisión imparcial. Muchos Nobel se entregan a conveniencia, generando situaciones controvertidas, como la entrega del premio Nobel de la Paz a Barack Obama, o las numerosas nominaciones de Greta Thunberg para esta categoría. Recientemente, el enclave climático en el que nos encontramos valió el Nobel de Física de 2021 a Syukuro Manabe, que dedicó buena parte de los años 60 al estudio del calentamiento global, algo que resulta muy conveniente premiar en la histeria climática que vivimos.

Una de estas controversias más recientes salpica al galardonado con el premio Nobel de fisiología o medicina en 2019 Gregg Semenza. El laureado acumula cerca de cincuenta artículos bajo la sospecha de fraude, de los que ya se han retractado diez. El último artículo fue retirado este octubre por la revista Molecular Cancer Research por acusaciones de manipulación en datos y figuras en lo que viene siendo ya una plaga de fraudes en el mundo de la ciencia.

Por otro lado, la fundación Nobel este año ha intentado recuperar la tradición de invitar a representantes de todos los países como venía haciendo hasta el estallido de la guerra de Ucrania. A consecuencia de esta no se invitó a los embajadores ruso y bieloruso a la anterior gala de 2022. Tras la intención de cambiar esta política una serie de protestas en Suecia ha hecho dar marcha atrás y volver a vetar a dichos embajadores este año. En la ceremonia de este año no figurarán representantes institucionales de Rusia, Bielorrusia e Irán.

Finalmente veamos un breve repaso de los futuros galardonados con los premios este año. Si bien es cierto que el conjunto de premios nobel incluye además los premios de Literatura (concedido por la Academia de Estocolmo) concedido al noruego Jon Fosse y de la Paz (concedido por cinco diputados noruegos) a la iraní Narges Mohammadi por su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán, nos centraremos solo en los tres premios relacionados con las ciencias naturales.

El premio nobel de Fisiología y Medicina está, como no podía ser de otro modo, estrechamente relacionado con el COVID-19. Los científicos Katalin Kirikó y Drew Weissman han descubierto nuevas formas en las que interactúa el ARN mensajero con nuestro sistema inmune. De esta forma, la modificación de los “ladrillos” del ARN (bases de nucleótidos) han permitido el desarrollo de vacunas del COVID-19 mediante ARN mensajero.

El premio nobel en el campo de la Física se concederá a los científicos Pierre Agostini, Ferenc Krausz y Anne L’Huillier por el desarrollo de métodos experimentales capaces de generar pulsos de luz láser de attosegundos. Estos pulsos de luz tienen una duración de la trillonésima parte de un segundo. Esta duración es muy parecida a la de muchos de los procesos que sufren y desarrollan los electrones, por lo que son muy útiles para estudiar el comportamiento de estos o para construir relojes atómicos muy precisos, con innumerables aplicaciones científico-técnicas.

Finalmente, el premio nobel de Química este año se dará a los científicos Moungi G. Bawendi, Louis E. Brus y Alexei I. Ekimov por el descubrimiento y síntesis de los puntos cuánticos, unas partículas extremadamente pequeñas (unas pocas mil millonésimas partes de un metro) formadas por semiconductores con propiedades muy interesantes y aplicaciones en numerosos campos desde la electrónica a la biomedicina.

Como de costumbre los premios Nobel vuelven a dejar una sensación agridulce. Si bien muchos de los laureados con este premio a lo largo de los años han aportado valiosísimos avances al conocimiento de la humanidad, no deja de ser una ceremonia fuertemente politizada y preconizada por las tendencias ideológicas dominantes. Una vez más se deja ver que la ciencia, como cualquier actividad humana, es un instrumento con sus luces y sus sombras.

FUENTES: nobelprize.org, retractionwatch.com, AFP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: