domingo, julio 21, 2024

Condenado a prisión en Marruecos el opositor Mohamed Zian

Mohamed Zian, líder y fundador del Partido...

Desaparecen 118 menas alojados en hoteles de Reino Unido

La llegada de menores no acompañados a...

Detenidos tres libaneses en Barcelona que ayudaban a fabricar drones para Hezbollah

La operación, desarrollada conjuntamente entre la Guardia...

Caspe: la convivencia con casi un tercio de población inmigrante

Herido grave por apuñalamiento tras un forcejeo entre jóvenes marroquís en Caspe

5/5 - 8 votos

A principios de este mes de junio, se produjo un apuñalamiento entre dos jóvenes de origen marroquí en un forcejeo por un monopatín en el municipio de Caspe, en el Bajo Aragón. El joven apuñalado tuvo que ser transportado a Zaragoza en helicóptero para ser atendido de urgencia. El agresor fue puesto en libertad al día siguiente por no mediar denuncia. Muchos de los casos no se interpone denuncia por el miedo a las represalias en el pueblo.

En la misma localidad, se produjo en el 2023 un intento de asesinato contra un joven de 17 años por venganza contra su hermano. Este fue rociado con ácido sulfúrico por un sicario contratado por un clan. La víctima fue sorprendida a la salida del instituto, provocándole una desfiguración de la cara, la ceguera  de un ojo y tuvo que someterse a varias intervenciones quirúrgicas.

El capitán de la Guardia Civil en Alcañiz, Julián Cebrián, alertó en 2022 de un aumento en la criminalidad de un 15% respecto a los años prepandemia, principalmente las estafas y los robos en viviendas. 

La convivencia en el municipio empieza a ser un problema en la comarca. La condición de foco de inmigración masiva debido a la campaña agrícola y la necesidad de mano de obra barata, de baja cualificación y alta temporalidad para las grandes fincas, la Comarca Bajo Aragón-Caspe / Baix Aragó-Casp junto al Gobierno de Aragón, con el objetivo de elaborar un plan de convivencia, elaboraron un diagnóstico de la convivencia entre culturas en la región a finales de 2018, que arroja luz sobre la tendencia demográfica y la situación socioeconómico

Según el INE, en 2018 Caspe contaba con una población de 9.525 de la cual el 22,4% era de origen inmigrante, en la actualidad el porcentaje ya es mayor al 28%. Muestra a su vez una trayectoria demográfica de aumento poblacional de 7.587 habitantes en 2003, a 10.220 en 2022, mientras que la población extranjera pasa de 3% a un a más de 28 respectivamente. Además se estima que en temporada agrícola, la población inmigrante puede aumentar de forma eventual en torno a otros 2000 personas extranjeras, llegando así cerca del 50%.

Se produce así un proceso de desplazamiento de la población autóctona, que es más reacia a trabajar bajo las condiciones deplorables que ofrece el campo. Esta realidad se refleja en el diagnóstico del Gobierno de Aragón de la contratación por procedencia. Durante la campaña agrícola, que comienza en mayo con la recogida de la cereza, los contratos con la población autóctona escasamente llegan al 20% del total, aumentando ligeramente al 30% entre junio y septiembre, ya que la recogida del melocotón puede llevarse a menor velocidad y requiere menos mano de obra. Fuera de la campaña agrícola los contratos de la población española representan escasamente un 50%.

Este desplazamiento es palpable en la zona del casco viejo de Caspe. Las viviendas de la zona al encontrarse en peores condiciones y ser de dimensiones más reducidas, dan lugar a viviendas infrahumanas con precios notablemente más baratas que en el resto del municipio, lo que provoca una masificación entorno a esta zona céntrica El informe del Gobierno de Aragón ya alertaba en 2018 de un proceso de guetificación del casco viejo.

Como resultado de este proceso guetificación, se genera una zona de inseguridad en la parte céntrica de Caspe, sobretodo en la noche. Se producen así situaciones como la tentativa de violación por parte de un paquistaní a una joven hace 2 años.

Los vecinos denuncian una falta clara de medios por parte de las autoridades. Aunque hay presencia de la Guardia Civil y la policía local en el pueblo, en las noches hay una clara falta de medios para mantener la convivencia.

Los intentos por parte de la Comarca de mejorar la situación con la elaboración e implantación del  I Plan Comarcal de Convivencia en la Diversidad Cultural, no han dado los resultados esperados. La inmigración masiva no cesa y la guetificación continua con ella, agravando la situación de la falta de integración por parte de la población inmigrante. El ayuntamiento ha comenzado a poner carteles en arabe en la zona céntrica de Caspe, ya que la mayoría de su población no sabe español. La propia Comarca ha reconocido la falta de resultados y llevará a cabo el II Plan Comarcal de Convivencia en la Diversidad Cultural, para 2023-2026.

Aparecieron carteles del partido político Frente Obrero en Caspe, denunciando la situación insostenible y avisando de la posibilidad de la proliferación de terrorismo islamista este caldo de cultivo de imigración masiva sin control. Esta agrupación política es la única que señala el problema y trata de buscar una solución real, en comparación al silencio por parte de los partidos políticos parlamentarios, que prefieren estar al servicio de los beneficios de las grandes fincas agrícolas, a cambio del desplazamiento cultural autóctono, inseguridad, criminalidad y explotación laboral.

Fuente: Frente Obrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído:

Instagram
X (Twitter)
YouTube
WhatsApp