jueves, abril 18, 2024

Renfe se hunde ante la competencia extranjera

El ministro de Transportes acusa a la francesa Ouigo de competencia desleal

Valora este artículo

Pese al optimismo por parte de la directiva de Renfe durante el año 2023, finalmente la empresa presentará pérdidas cercanas a los 100 millones de euros. La empresa achaca estas pérdidas millonarias a la entrada de importantes competidores extranjeros en las líneas de Alta Velocidad de nuestro país como Iryo o Ouigo, ambas con participación estatal de Italia y Francia, respectivamente. 

El ministro de Transportes, Óscar Puente, achaca esta gran reducción de márgenes a prácticas de competencia desleal por parte de estas empresas, que también presentan pérdidas, pero que son sufragadas por la empresa matriz. Desde Competencia no encuentran motivos para investigar a estas empresas.

El presidente de Renfe, Raúl Blanco, criticó la participación estatal extranjera en dichos competidores, que les permite mantener pérdidas durante años sin que la viabilidad de la empresa se vea afectada. Raúl Blanco aseguró que si la competencia fuese privada no se estaría viendo el dumping de precios, ya que con los precios actuales siguen presentando pérdidas año tras año. Desde la empresa española se exige poder operar en los mercados de Europa con las mismas facilidades con las que otras empresas pueden operar en España. Esto es especialmente conflictivo en el caso de Francia, donde el gobierno francés pone todas las trabas posibles a la entrada de competencia. 

En el país galo, Renfe espera poder operar la línea Barcelona-París para este año, aunque se está encontrando con multitud de trabas administrativas y legales. El ministro Puente afirmó que “nosotros estamos sufriendo competencia desleal por parte de Francia en materia ferroviaria», motivo por el cual Renfe tan solo opera la línea de España a Lyon y Marsella en estos momentos. La venta de billetes hacia Francia se sitúa ya en cifras superiores a los 400.000 billetes anuales y se espera que la cifra aumente mucho con la apertura de la línea Madrid-Barcelona-París.

La expansión internacional será clave en el crecimiento del negocio de Renfe y su rentabilidad futura. Con trayectos ya establecidos como el tren de Medina a la Meca o los trenes en Francia. Así como otros proyectos en marcha en países como la República Checa, Estados Unidos o los países bálticos. Del éxito de dichos proyectos y el aumento de márgenes en la Alta Velocidad dependerá que Renfe pueda volver a presentar beneficios en 2024 o 2025.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Noticias relacionadas

Lo más leído: